Los Tres Reyes Magos Adorando al Niño

Los Reyes Magos de Oriente

Personajes bíblicos, históricos o legendarios.

Los Reyes Magos de Oriente, aparecen únicamente en uno de los 4 evangelios católicos, en el Evangelio según San Mateo, concretamente en su capítulo segundo:

1 Y cuando Jesús nació en Belén de Judea en los días del rey Herodes, he aquí, unos magos vinieron del oriente a Jerusalén,

2 diciendo: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente y venimos a adorarle.

3 Y al oír esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.

4 Y, habiendo convocado a todos los principales sacerdotes y a los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.

5 Y ellos le dijeron: En Belén de Judea, porque así está escrito por el profeta:

6 Y tú, Belén, de tierra de Judá,no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;porque de ti saldrá un guiador,que apacentará a mi pueblo Israel.

7 Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo en que había aparecido la estrella;

8 y enviándolos a Belén, dijo: Id allá, y preguntad con diligencia acerca del niño y, cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.

9 Y ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que, llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.

10 Y cuando vieron la estrella, se regocijaron con gran gozo.

11 Y cuando entraron en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, le adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, e incienso y mirra.

12 Pero avisados por revelación, en sueños, que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.”

Este capítulo cuenta en definitiva, que unos magos (que no reyes) de nombre desconocido y cuyo número es indeterminado, fueron a visitar al pequeño Jesús, siguiendo una estrella, para ofrendarle oro, incienso y mirra. No obstante, hay una narración algo más detallada de la adoración de estos Reyes en los Evangelios Apócrifos. Los Reyes Magos de Oriente aparecen en el Protoevangelio de Santiago, en el Pseudo-Mateo, en el Evangelio Árabe de la Infancia, en el Evangelio de Taciano y el Evangelio Armenio de la Infancia. Pero entonces…

¿Por qué se dice que eran tres Reyes?

Los Reyes MagosUn prolífico escritor durante la segunda parte del siglo II, Quinto Septimio Florente Tertuliano, más conocido como Tertuliano (años 160 – 220 después de cristo)​ y que fue un padre de la Iglesia escribe que “Oriente considera a los magos casi como reyes” así pues parece que viene de aquí, que al pasar de los siglos  y a partir de esta afirmación de Tertuliano, se verá a los Magos de Oriente como Reyes Magos , acuñando este título real a quienes en principio el Evangelio define simplemente como Magos.

Y ¿Por qué tres?, Pues en realidad parece que únicamente se debe a que dieron tres regalos, y por tanto se asumió que el número de visitantes, era el mismo. Por otra parte, también existen voces que defienden que en realidad, los “Reyes Magos” son una representación simbólica de los tres reinos naturales (mineral, vegetal y animal) que se postran ante el rey de reyes.

Sin embargo también se han manejado otras cantidades. Por ejemplo, en las catacumbas de los santos Pedro y Marcelino, se habla de sólo dos. Mientras que en algunas listas medievales, que aún se conservan se llegan a mencionar hasta doce magos.

¿De dónde vienen sus nombres?

Los Reyes Magos, También han tenido varios nombres. Un escrito hallado en una cueva siria conocida como la «Cueva de los Tesoros», los llama: Hormizda, rey de Persia; Yazdegerd, rey de Sabá, y Perozad, rey de Arabia.

Por otro lado Tres magos aparecen en el famoso mosaico de San Apolinar (el Nuevo), en la iglesia de Rávena en el siglo VI. El tratado «Excerpta et Collectanea» asociado probablemente sin mucho fundamento al santo historiador anglosajón “Beda el Venerable”, de Jarrow (año 700 después de cristo) aparentemente continúa la tradición de tres reyes. Este escrito pseudo-benedictino da características raciales a los reyes y los nombres, con los que se les conoce en la actualidad:

El más viejo de los Reyes Magos fue Melchor, rey de Arabia. Quien tenía una larga barba gris y daba oro como un regalo. Lo que simbolizaba la aceptación de Cristo como Rey. Baltasar, rey de Etiopía, era de mediana edad, moreno, barbudo, y llevaba como obsequio, incienso, simbolizando a Cristo como Sumo Sacerdote. Por último, Gaspar era rey de Tarso, de unos veinte años. Su regalo era la mirra, que se usaba en la fabricación de medicinas. Esto simbolizaba a Cristo como sanador y gran médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *